Remedios Caseros Para La Celulitis

Los desencadenantes de la celulitis son la inflamación del tejido conjuntivo subcutáneo y la acumulación de grasa corporal. El resultado: abdomen, caderas, glúteos y muslos recubiertos de piel semejante a la cáscara de naranja. ¿Cómo podemos atenuar o deshacernos de esta pesadilla? Una opción consiste en aprender a utilizar remedios caseros para celulitis. Aquí te mostramos varios remedios caseros para la celulitis y estrategias que podrás poner en práctica con elementos e ingredientes de uso cotidiano.

1. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana se puede emplear como tónico y como tópico, es decir, es útil para tratamientos interno y externo. Para el primer caso, debes mezclar 2 cucharadas de vinagre de manzana en 30 cm3 de agua, y agregarle 1 cucharadita de miel. Consume esta mezcla al comenzar tu día.

La preparación del tópico consiste en añadir el vinagre de manzana a una crema o aceite para masaje. La relación debe ser de una parte de crema o aceite, con media de vinagre. Mezcla bien y aplícate este remedio casero para celulitis en las regiones afectadas mediante masajes circulares. Puedes realizarlo dos veces al día para combatir la celulitis.

2. Cepillado en seco

El tratamiento de la piel mediante un masaje intenso realizado con un cepillo te permitirá mejorar la circulación sanguínea porque provocará una reactivación de la zona. La idea de no utilizar ningún líquido o crema responde a que los efectos sobre la piel seca son más intensos que sobre una superficie humectada. Elige un cepillo de cerdas suaves y realiza movimientos circulares sobre las zonas con celulitis. De esta manera, ayudarás a eliminar el líquido acumulado y, de paso, removerás las células muertas de la superficie de la piel. Puedes poner en práctica este tratamiento dos veces por día.

cepillado en seco

3. Exfoliante

Los productos que ejercen un efecto exfoliante, además de reactivar la circulación sanguínea, remueven células muertas y mejoran el metabolismo corporal. Uno de los preparados que te ayudarán a conseguir estos logros, es la mezcla de café y azúcar. Ambos granulados operan en conjunto ejerciendo una acción intensa sobre las zonas afectadas. Mezcla una parte de café con media de azúcar. Acomódate en la bañadera o sobre un banco, toma una porción del preparado y aplica sobre la piel con celulitis mediante movimientos circulares. Luego, enjuaga con abundante agua.

4. Gelatina

El consumo de gelatina incrementa la presencia de aminoácidos en el organismo, elementos esenciales en la formación del tejido conjuntivo (afectado por la celulitis). Si incorporas este alimento en tu dieta o aumentas las porciones que habitualmente consumes, no sólo atenuarás el aspecto a piel de naranja de tus piernas y glúteos, sino que colaborarás con la pérdida de peso. La mayoría de las dietas incluyen la ingesta de gelatinas. Puedes consumirla sola, con frutas frescas o incorporada a comidas como ingrediente espesante (tartas, soufflé, etc.)

5. Ginkgo biloba

gingko biloba

El Ginkgo es un árbol de origen oriental muy apreciado en farmacología. Se lo conoce también como árbol de los 40 escudos, en alusión al exorbitante pago que realizó, mucho tiempo atrás, un francés por 5 ejemplares de esta especie. El extracto de Ginkgo biloba se obtiene a partir de las hojas y se emplea para tratar diversas afecciones relacionadas con la insuficiencia circulatoria y los trastornos vasculares. Ejerce una acción antioxidante que neutraliza los radicales libres de oxígeno e hidroxilo, aumentados en aquellos casos en que la sangre no llega a los órganos y tejidos del organismo. Por estos motivos, el consumo de extracto de Ginkgo biloba resulta eficaz para el tratamiento de la celulitis.