Cómo Deshacerte De Tu Celulitis

Conocida como “la maldición de las mujeres”, la celulitis se manifiesta como acumulación de tejido adiposo en las caderas, glúteos y muslos, sumado al engrosamiento de las paredes laterales. ¿El resultado? Hoyuelos a ambos lados de las articulaciones superiores de las piernas. El carácter femenino de este padecimiento está íntimamente relacionado con la progesterona y el estrógeno, hormonas que favorecen el acúmulo de grasa y la retención de líquidos por igual. Existe una enorme variedad de ofertas de tratamientos y productos terapéuticos. Sin embargo, si la causa de la celulitis es la acumulación adiposa y el debilitamiento de los tejidos conectivos que deberían operar como sostén, el camino para despojarse de esto debe incluir la pérdida de grasa y el fortalecimiento de los músculos de la región. He aquí algunas verdades acerca de cómo eliminar la celulitis de las piernas:

1. Cremas y lociones

El amplio abanico de ofertas de cremas para celulitis  suele resultar inútil porque el tratamiento superficial y exclusivo de la piel no puede modificar las condiciones presentes en las capas interiores. Sin embargo, todo tipo de masaje, producto humectante, exfoliante y regenerador mejorará el aspecto de tu piel.

2. Genética

La celulitis no es un problema de origen genético y tiene solución. La acumulación de tejido adiposo y el debilitamiento de los tejidos conectivos no están prescritos entre los caracteres hereditarios que recibes de tus padres. El origen de este padecimiento es una compleja interrelación entre la falta de ejercicio físico, cierta tendencia asociada a las hormonas femeninas y una dieta rica en grasas. Deshazte de los alimentos que producen celulitis.

genética

 

3. Acción

La cantidad de años que hayas padecido celulitis no reduce la posibilidad de eliminarla. En cualquier momento puedes tomar las riendas del asunto y llevar a cabo acciones efectivas contra la piel de naranja en las piernas. La mejor manera de combatirla es fortaleciendo tus músculos. Entonces, teniendo a mano una rutina que se centre en trabajar los músculos afectados, podrás conseguir resultados positivos. Aquí te describimos las más efectivas:

  • Lateral piernas: Acuéstate sobre el lado derecho de tu cuerpo, alinea la espalda y las piernas, adelanta el brazo derecho y coloca el izquierdo sobre la cintura del mismo lado. Inspira y eleva la pierna derecha extendida. Sostén un segundo y luego bájala lentamente. Repite 10 veces alternando con la otra pierna.
  • Cuclillas boca arriba: acuéstate sobre tu espalda, coloca los brazos a ambos lados del cuerpo y estira las piernas. Inspira y levanta las piernas juntas flexionando las rodillas, como si te acuclillaras en el aire. Utiliza la fuerza de tus brazos para ayudarte durante la elevación. Sostén un segundo y luego baja las piernas hasta la posición inicial. Repite 10 veces alternando con el otro lado.
  • Sentada en el aire: siéntate sobre una superficie alta de manera que tus pies no alcancen el suelo (un banco alto, un muro). Acomoda la espalda y coloca los brazos a los costados del cuerpo. Inspira y levanta una pierna hasta que se ubique en forma perpendicular a la pierna que descansa hacia abajo. Repite 10 veces alternando con el otro lado.
  • Cruce de piernas: encuentra una superficie rígida que llegue a la altura de tu mano cuando te encuentras en posición de pie (un mueble, la esquina de una mesada); algo así como hasta la altura de tu cadera. Acomódate de costado, dejando unos 10 cm libres entre tu lado izquierdo y la superficie firme. Apoya tu mano izquierda sobre el mueble y acomoda la derecha sobre tu cintura. Cruza tu pierna derecha extendida por delante de la izquierda hasta tocar el mueble. Inspira y descruzando la misma pierna, elévala hacia el lado opuesto. Mantén siempre la espalda derecha y la mirada hacia el frente. Repite 10 veces alternando con el otro lado.

4. Movimientos

Estos movimientos están focalizados en el trabajo del tren inferior del cuerpo para poner en acción a los músculos del la zona afectada con celulitis. A través de esta rutina, elevarás, tonificarás y modelarás las capas musculares provocando su acercamiento hacia la piel para deshacerte de esos hoyuelos indeseables. No necesitas mancuernas, pesas ni máquinas. Son movimientos simples y suaves que quemarán el exceso de grasa acumulado en tus caderas, glúteos y muslos. Puedes practicarlos diariamente en tu hogar.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *